domingo, 31 de marzo de 2013

Cena Japonesa

Ayer vinieron unos amigos a cenar a casa, y a ella le gusta tanto el sushi como a mí, por lo que la cena con sushi fue la protagonista. 
En la foto superior podéis ver los Temakis (el sushi en cucurucho), que rellené con el arroz de sushi, unté el arroz con un poco de pasta de salmó ahumada, coloqué encima de esto unos brotes tiernos de lechuga 8de los que vienen en bolsas) y palitos de surimi.
Las bolas que veis son los Onigiris.


Makissushis de salmón crudo y makis de pepino.

Podréis ver por las fotos, que no me limité a hacer los clásicos sushis y makis

También hice el sushi californiano, que tantas ganas tenía de hacer y que no sé por qué razón no había hecho nunca aún, con lo vistoso y bonito que queda. Lo rellené de aguacate y surimi y lo espolvoreé de semillas de amapola.

Los segundos por arriba son los Nigiris de salmón y los primeros son los Tamago Nigiris.

A parte, también hice Onigiris (otra variedad dentro del enorme mundo del sushi), que no son otra cosa que bolas de arroz con relleno sorpresa. La tradición es que sólo el cocinero, en este caso yo misma, es el único conocedor del relleno, que puede ser dulce, saldao o una mezcla de las dos. Hay Onigiris de diferentes formas, cada forma indicará un relleno, que como ya he dicho, el cocinero es el único que sabe su "sorpresa". Faltaré a mi "honor" y os diré que los rellené con una pasta de piña y anchoas que hice con la batidora, con una par de rodajas de piña y una latita de anchoas ahumadas corrientes y molientes. El resultado fue el deseado, simplemente delicioso.
También introducí los Tamago Nigiri (el sushi de tortilla japonesa con la que los niños se ponen las botas). Aprendía a hacer la receta de la tortilla japonesa y en casa gusta mucho. El día que pueda hacerme con una cámara prometo subir un video explicatorio, para que veás que es muy fácil realizar el sushi, mucho más de lo que a simple vista puede parecer.

Se que hay gente que lo hace con arroz redondo del normal nuestro, pero todo en esta vida tiene su por qué y con nuestro arroz nunca sale igual. Si un paisano viniera a hacerme una fabada con alubias blancas de riñón en vez de con Fabes, pues mira, saldría muy rica, pero no sería fabada, aunque se haya hecho igual y también con alubias. Simplemente el arroz japonés glutinoso es diferente, aunque su apariencia sea similar.


4 comentarios:

  1. adoro los makis, los sushis, los nigiris y todas estas cosas!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo también, comería a base de esto sin problema alguno. Cocina rica, buena y sana (siempre y cuando se tenga la prudencia de emplear pescados que hayan sido congelados anteriormente para evitar el anisakis).

    ResponderEliminar
  3. Yo compre todo para hacerlos con mi chico el próximo fin de semana :)

    ResponderEliminar
  4. A mí me aprovisiona un amigo japonés, y cuando no puede, me voy al Macro y allí cojo de todo, salvo el mirim que ese sí que me está costando mucho encontrarlo, Santander es una ciudad bastante pequeña, por lo que cuesta según que cosas.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, incluidas las críticas constructivas, ya que de todo se puede aprender.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...