martes, 20 de septiembre de 2016

Alubias con pisto





Dicen que tenemos que comer legumbres, y no es algo que me agrade especialmente, no les encuentro la gracia, y aunque hay veces que sí, que se me apetece un buen pote asturiano, no es lo más normal en mí. 

Es el principio de otoño y el frío no aprieta aún, pero tampoco hace para ir en manga corta. 

Aquí traigo una de esas recetas rápidas y muy saludables. 

INGREDIENTES 

1Bote de alubias cocidas

1 Tomate 
1 Berenjena 
1 Calabacín
1 Pimiento verde
1 Pimiento rojo

1 Chorrito de vino blanco. 

                              PREPARACIÓN

           Preparara el pisto troceando todo en cubos y poniéndolo todo en una sartén hasta que esté a tu gusto.

           Abre las alubias y lávalas bajo el chorro de agua fría y las añades al pisto.

           NOTA: Yo el pisto ya lo tenía hecho en casa y esta receta no me llevó más de cuatro minutos.

martes, 7 de junio de 2016

Recuerdos del Agua


Bueno, pues aquí está el motivo por el que ando tan ausente y es que mi segundo hijo literario, Recuerdos del Agua, ya ha visto la luz y no sólo eso, éste sábado, como podéis ver, tengo la firma de ejemplares en la Feria del Libro de Madrid, por lo que si os apetece acercaros y conocernos, yo estaría encantada. Además, que alguien venga y me diga que viene de parte de "la gata" me resultaría doblemente gratificante.

Así que ya lo sabéis, os estaré esperando en la caseta número 15 del parque del Retiro en Madrid, el día 11, sábado, de 12 a 14h.

Te espero especialmente a ti, querida María José.













martes, 31 de mayo de 2016

Warabi わらび




Esta receta me la dio mi amiga Mutsumi Kuranouchi, que a su vez se la dio su madre, es decir, la receta es de la mamá de mi amiga.

ありがとうございましたし、非常にあなたのお母さんありがとう



¿Y qué es el Warabi? Ni más ni menos que el brote tierno del helecho, a ser posible que sea un helecho recién nacido y que no tenga hojas desarrolladas (a mayor tamaño, más amargo y mejor no comerlo), está dentro de la llamada "verdura silvestre" de Japón y como en mi tierra hay a millones, decidí que yo lo tenía que probar y el resultado me ha gustado ha sido tan bueno que nunca más volveré a ver el helecho con los mismos ojos.

La receta me la pasó en inglés, por lo que la traduciré para ti. Si te animas a hacerlo, y te gusta la verdura, te gustará. Podría decir que tiene un sabor entre judía verde y brócoli.

Recuerda, sólo los tallos recién nacidos.


1.- Cortar el warabi en trozos de cinco centímetros (yo no lo hice porque mis tallos eran chiquitines) y desecha el tallo más cercano a la tierra, ya que será más leñoso y no nos interesa. Espolvoréalo con una cuchatarita de bicarbonato sódico para quitar el sabor amargo (si lo tuviera -recuerda a menos blando más amargo-). Escurre bien ayudándote con las manos.

2.- Ella aquí dice que lo calientes un poco, pero yo hice lo que hago con las berzas para quitarles el amargor, lo puse a hervir medio minuto y tiré ese agua.

3 y 4.-Hierve un poco y deja reposar en ese agua al warabi al rededor de ocho horas. Verás que el agua se pone verde intenso.

5,- Al día siguiente, tira ese agua y lava el warabi ayudándote de un escurridor.


Aquí, Mutsumi san nos da una idea de cómo condimentar nuestro warabi a cocinado, katsubousi y salsa de soja o mayonesa mezclada con un poco de salsa de soja... Pero yo estaba en Celorio y no tenía katsuboushi, así que hice una salsa personalizada.

INGREDIENTES PARA LA SALSA PARA UN RAMILLETE DE WARABI

2 Cucharadas de salsa de soja
1/2 Cucharada de zumo puro de limón
1 Cucharada de jengibre rallado
1 Cucharada de ajo rallado
1 Cucharadita de azúcar.

PREPARACIÓN DE LA SALSA.
La noche anterior rallé el ajo y el jengibre y lo dejé macerar toda la noche con la salsa de soja y el zumo de limón.

Al día siguiente en un cacito lo puse todo junto al azúcar y puse el fuego y dejé hervir a fuego muy lento hasta la completa disolución del azúcar. Dejé enfriar.




PREPARACIÓN
Corté unos troncos de surimi y los coloqué en un plato, encima de esto puse el warabi y vertí la salsa encima.


Y aquí la catadora oficial del reino, que dio su visto bueno y preguntó: ¿No hay más?

Itadakimasu!



martes, 10 de mayo de 2016

ZongZi 粽子

  El ZongZi se come en la festividad china del 5 de Mayo del año lunar chino (la fiesta del barco dragón o 端午节), en la que se conmemora la muerte del poeta chino Qu Yuang nacido en el 340 aC.

Lo cociné el mismo día cinco a pesar de subir la receta hoy, ya que se me están acumulando muchas recetas y algunas, como el ramen de tonkotsu, me parecían mucho más interesantes que ésta. Pero si cocinas este arroz no te vas a arrepentir, está muy rico y no es nada complicado, pero nada de nada, ponte manos a la obra, verás qué rico.

Para esta receta es mejor que utilices el arroz glutinoso asiático, me atrevería a decir que esta vez mejor con chino que con japonés...

-¡Espera, espera! ¡Si tú lo has hecho con arroz glutinoso japonés!
-Eh... sí, pero bueno, es que no tenía chino.
-¿Entonces puede valerme cualquier arroz glutinoso?
-Supongo que sí, a mí me ha quedado muy rico.
-Vale, entonces lo haré. Gracias.

INGREDIENTES

300 gr de arroz glutinoso (ese que usas para hacer sushi)
200 gr de panceta fresca de cerdo
5 Setas shiitake deshidratadas
1 Huevo de codorniz por persona.

2 cucharadas de vino Shaoxing (te vale Moscatel)
2 Cucharadas de salsa de ostras
2 Cucharadas de salsa de soja
1/2 Cucharadas de azúcar



PREPARACIÓN
Empieza la noche anterior, no, no te preocupes, de verdad no es nada latoso. Inténtalo.

En una cazuela con agua caliente y con unas lascas de jengibre fresco  y la parte verde de una cebolleta, pones la panceta en lonchas, que hierva a fuego medio 20'. Apaga el fuego y déjalo ahí hasta el día siguiente.

Cuece los huevitos la noche anterior también.

El arroz, debes lavarle en agua fría hasta que expulse el almidón, paciencia, el arroz glutinosos contiene bastante. Cuando el agua salga limpia, deja el arroz a remojo en agua fría toda la noche.

Las setas shiitake ponlas a remojo en agua fría y déjlas toda la noche también.

Zzzz... Ya has dormido y te has despertado, ¡ahora a cocinar!

Retira de la olla la panceta, el jengibre y la cebolleta. Coge de ahí 400 ml de caldo y coge del agua de remojo de las setas 200 ml y ponlos en una olla limpia con 1 cucharada de salsa de soja, otra cucharada de salsa de ostras, otra cucharada de vino y dentro la panceta y las shiitake cortadas en trocitos. Llévalo a ebullición tapado durante 20`y a falta de cinco minutos para terminar, mete los huevos pelados.

Cuela el arroz y fríelo en una sartén, hasta que veas que está transparente, entonces pon, 200 ml de caldo de la cocción de la panceta de la noche anterior, el azúcar, la salsa de ostras, salsa de soja y vino que te quedaban y deja cocinar hasta que se evapore el líquido. Pon el arroz en una fuente plana y divídelo en partes iguales.

Pon a hervir agua en una olla y coloca un cestillo de cocción al vapor si lo tienes, de lo contrario simplemente mantén el agua hirviendo.

Haz un paquete con papel aluminio por cada porción de arroz que habías dividido, y encima del arroz un huevo, panceta y shiitake. Cierra el paquete formando un triángulo equilátero, ese que tiene los lados iguales. Que quede bien cerrado para que pueda cocinarse al vapor. 

Ahora ponlo al vapor 30' y ya lo tendrás listo. No sé cuánto tiempo de tendrá que cocinar si lo sumerjes en agua hirviendo, pero no creo que difiera demasiado, pero por si las moscas, cocínalo 10' menos.

NOTA: El emboltorio natural utilizado para estos Zongzi son hojas de bambú o cualquier hojas grande tipo plátano. Pero se puede cocinar perfectamente con papel aluminio. 





jueves, 5 de mayo de 2016

Ramen Tonkotsu ラーメンとんこつ


Ramen tonkotsu o ramen de la paciencia como le llamaría yo. Cuatro días lleva hacer el caldo, cuatro días de cocción ininterrumpida hasta que quede de consistencia, color y sabor adecuados.

En realidad es el mismo ramen que este otro que hice AQUÍ solo que hecho de la forma tradicional y desde luego la diferencia es inmensa, si el primero que hice estaba rico, este es insuperable (por ahora)

Los ingredientes son los mismos, sigue la receta del anterior ramen, simplemente, alarga hasta cuatro días la cocción de los huesos de cerdo, y no le pongas cebolla, ellos, por si solos, te darán todo el sabor necesario.

INGREDIENTES

1Kg de cerdo, yo usé solomillo
2 Cucharadas de azúcar
2 Cucharadas de miel
50cc de salsa de soja
1 Cucharada de salsa de ostras
2 Cucharadas de vino moscatel
1 Cucharadita de jugo de jengibre

INGREDIENTES CALDO
1 Kg de huesos de cerdo

DECORACIÓN
150gr de carne de cerdo picada
1 Cucharadita de pasta de chile
1 Diente de ajo
2 Cucharaditas de extracto de carne
Brotes de soja germinada
1 Huevo por persona

1 Cucharada de salsa de soja
1 Cucharadita de aceite de sésamo
1 Cucharadita de vinagre de arroz
1 Cucharadita de pasta de chile.


Ese es el color que debe quedar en el caldo, una sopa blanquecina, producto del calcio que estará presente en la sopa.

Esta receta empieza 4 días antes con el marinado de la carne y la cocción de los huesos de cerdo.

LA CARNE
Mezcla bien los ingredientes que te he dado para el marinado y ponlos en un cazo hasta que el azúcar esté disuelto.

Pon los trozos de cerdo en un recipiente y cubre con la salsa que has hecho. Guárdalo en la nevera durante cuatro días, dándole la vuelta cada día para que se impregne uniformemente por todas partes.

El último día, enciende el horno a 180ºC, ata el cerdo formando rollos compactos y ponlo en una rejilla dentro del horno durante 40', pero abriendo el horno cada 10' para pitar el cerdo con el adobo.
Ahora sube la temperatura a 250ºC , pinta de nuevo con el adobo y que se dore un poco más durante 2'.

El Caldo
En una olla con abundante agua hirviendo, la parte verde de una cebolleta y unas lascas de jengibre fresco, ponemos los huesos hasta que cambien de color (tornarán a gris en cosa de minutos).

Tira ese agua y limpia concienzudamente los huesos de impurezas y restos de sangre. Ayúdate de un cepillito y de agua fría para agilizar la limpieza.

En unos 6 litros de agua, pondremos a cocer estos huesos, sin nada más, durante 4 días ininterrumpidamente, a fuego bajo, tapada la olla. Verás como a medida que pasan los días, el caldo oscuro va blanquándose a diario, hasta quedarse como el tarro de la foto.

4 Días después
El caldo habrá reducido a unos tres litros, si falta, agrégale unos 600 ml de caldo dashi; redondeando a los tres litros.

Cuece los brotes de soja en agua con sal durante dos minutos máximo, deben quedarte al dente y crujientitos. Pásalos por agua fría para cortar la cocción y mézclalos con la salsa de soja, el chile, el vinagre y el aceite de sésamo. Reserva.

Saltea la carne picada con el concentrado de carne, el ajo y el jengibre en brunoise. Deja que dore bien hasta que adquiera un color marroncito. reserva.

Cuece los huevos 6', pasado ese tiempo, mételos en agua con hielo para cortar la cocción.

Rebana la carne que has asado y reserva.

Cuece los fideos de ramen tal y como indique el fabricante, no suele ser más de tres minutos. Pasado ese tiempo, ponlos en un colador y pásalos por agua fría, para cortar la cocción.

MONTA EL PLATO:
En un cuenco amplio y profundo, pon los fideos ya cocidos, cubre con el caldo y ve colocando el topping, el huevo, la carne picada, la carne asada, el ajo tierno en rodajas, sésamo y un trozo de una hoja de nori; en realidad se debería ver mucho más caldo que en mi foto, pero quería que me quedase sopa para regalarle a unos amigos y para que mis hijos cenen hoy.

Nota: El caldo se puede congelar, así que no te asuste si haces mucho más de tres litros, así tendrás para más veces.


Y aquí el ramen ya montado.

¡Que lo disfrutes!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...