martes, 31 de mayo de 2016

Warabi わらび




Esta receta me la dio mi amiga Mutsumi Kuranouchi, que a su vez se la dio su madre, es decir, la receta es de la mamá de mi amiga.

ありがとうございましたし、非常にあなたのお母さんありがとう



¿Y qué es el Warabi? Ni más ni menos que el brote tierno del helecho, a ser posible que sea un helecho recién nacido y que no tenga hojas desarrolladas (a mayor tamaño, más amargo y mejor no comerlo), está dentro de la llamada "verdura silvestre" de Japón y como en mi tierra hay a millones, decidí que yo lo tenía que probar y el resultado me ha gustado ha sido tan bueno que nunca más volveré a ver el helecho con los mismos ojos.

La receta me la pasó en inglés, por lo que la traduciré para ti. Si te animas a hacerlo, y te gusta la verdura, te gustará. Podría decir que tiene un sabor entre judía verde y brócoli.

Recuerda, sólo los tallos recién nacidos.


1.- Cortar el warabi en trozos de cinco centímetros (yo no lo hice porque mis tallos eran chiquitines) y desecha el tallo más cercano a la tierra, ya que será más leñoso y no nos interesa. Espolvoréalo con una cuchatarita de bicarbonato sódico para quitar el sabor amargo (si lo tuviera -recuerda a menos blando más amargo-). Escurre bien ayudándote con las manos.

2.- Ella aquí dice que lo calientes un poco, pero yo hice lo que hago con las berzas para quitarles el amargor, lo puse a hervir medio minuto y tiré ese agua.

3 y 4.-Hierve un poco y deja reposar en ese agua al warabi al rededor de ocho horas. Verás que el agua se pone verde intenso.

5,- Al día siguiente, tira ese agua y lava el warabi ayudándote de un escurridor.


Aquí, Mutsumi san nos da una idea de cómo condimentar nuestro warabi a cocinado, katsubousi y salsa de soja o mayonesa mezclada con un poco de salsa de soja... Pero yo estaba en Celorio y no tenía katsuboushi, así que hice una salsa personalizada.

INGREDIENTES PARA LA SALSA PARA UN RAMILLETE DE WARABI

2 Cucharadas de salsa de soja
1/2 Cucharada de zumo puro de limón
1 Cucharada de jengibre rallado
1 Cucharada de ajo rallado
1 Cucharadita de azúcar.

PREPARACIÓN DE LA SALSA.
La noche anterior rallé el ajo y el jengibre y lo dejé macerar toda la noche con la salsa de soja y el zumo de limón.

Al día siguiente en un cacito lo puse todo junto al azúcar y puse el fuego y dejé hervir a fuego muy lento hasta la completa disolución del azúcar. Dejé enfriar.




PREPARACIÓN
Corté unos troncos de surimi y los coloqué en un plato, encima de esto puse el warabi y vertí la salsa encima.


Y aquí la catadora oficial del reino, que dio su visto bueno y preguntó: ¿No hay más?

Itadakimasu!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos, incluidas las críticas constructivas, ya que de todo se puede aprender.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...