miércoles, 9 de diciembre de 2015

Borona Preñada


Hay comidas tan antiguas como el tiempo. La borona, preñada o no, es una de ellas.Tiene sabor a familia numerosa, a historias de mujeres mientras desgranan el maíz y el olor del tabaco de los hombres que trenzan los ajos. Tiene sabor a bosque asturiano y al comerla se debe agradecer al dios Busgosu el habernos permitido usar sus hojas.
Tiene el sabor de la leche recién mecida (ordeñada como dicen fuera de Asturias ), caliente, en la taza de loza. Tiene el sabor del calor de la cocina de leña mientras fuera de casa roxa con ganas(cae el rocío helado que dejará los campos blancos).
Sabor a madreñas ordenadas al lado de casa para no ensuciar el suelo, a zapatillas de fieltro negro con borlitas de adorno; sabor al canto del gallo de madrugada y de amanecida.
El sabor de las bromas y risas con los amigos (¿Pa cuandu esa tarta de manzana?) en el bar del pueblo.
Tiene ese sabor que tanto echó de menos. Ese sabor al que me aferró como a una tabla de salvación, es el sabor que me mantiene a flote entre tanta tormenta.
 Ese es el sabor que si me falta, me muero.

INGREDIENTES
1 kg Harina de maíz de la amarilla
250gr Harina de trigo
Agua
Chorizo asturiano
Panceta asturiana
Jamón serrano

Hojas de castaño (opcional)



PREPARACIÓN
Pon un cazo con agua con sal a hervir.
Cuando rompa el hervor, vas añadiéndolo a las harinas de a poco, hasta que forme una masa homogénea y que no se pegue en las manos.

Haces una bola, le haces una hendidura con un dedo, lo pones en un bol y lo tapas con un paño húmedo. Déjalo reposar toda la noche.

Al día siguiente, retira el agua que habrá soltado y ya puedes empezar a hacer tu borona preñada.

En una lata de galletas, cubres el fondo con papel de aluminio, encima colocas hojas de castaño y la mitad de la masa. 

Cortas en pedazos el chorizo, la panceta y el jamón y lo repartes encima de la masa. Cubre con el resto de la masa de forma que quede bien sellado. Colocas encima más hojas de castaño y cubres de papel de aluminio (esto es para que no se te queme por arriba).

Metes en horno precalentado a 180ºC durante un par de horas.

Nota: Yo esta le he hecho en el horno de la cocina de carbón y leña del pueblo, me ha llevado el cocinado más de tres horas.

Nota2: Puedes sustituir las hojas de castaño por hojas de berza, o simplemente no ponérselas. Yo lo he hecho de la forma más tradicional posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son bienvenidos, incluidas las críticas constructivas, ya que de todo se puede aprender.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...